No puede realizar pedidos desde su país. United States

6 Consejos para conservar el queso en casa

Publicado el : 13/09/2017 10:00:17
Categorías : Productos de la Tierra de Cádiz

6 Consejos para conservar el queso en casa

Muchos somos unos enamorados del queso, curado, semicurado, de cabra, oveja…todos ellos necesitan unos cuidados especiales cuando los tenemos en casa.

Por ello, hoy vamos a daros 6 consejos que os ayudará a conservar los quesos y no echarlos a perder:

1. Temperatura

El queso se debe mantener en la nevera, pero la necesidad de cada queso es diferente. Los quesos de pasta blanda necesitan temperaturas más bajas mientras que aquellos de tapas duras se pueden conservar en temperaturas más altas (entre 8 y 12 grados). En la nevera, el mejor lugar para conservarlo es en el estante central y hacia delante puesto que es la zona menos fría de la nevera.  

2. Envolver en papel

El queso está formado sobre todo por grasa, las cuales absorben muy rápido los sabores del queso, de forma que este puede terminar sabiendo a plástico. Por ello, necesitamos una envoltura que le permita al queso la traspiración. En ocasiones, el queso viene en una bandeja de poliespán envuelto en papel film, por lo que en estos casos, en cuanto lleguemos a casa debemos cambiarle el envoltorio, principalmente por papel.  

En el mercado, podemos encontrar papel específico para envolver quesos, pero si no cuentas con este, el papel de horno, nos puede ser de utilidad. Eso sí, es importante que el papel no lo dejes ni demasiado justo, ni suelto.

Otra opción es guardar los quesos en tappers, pero con cuidado en el caso de quesos blandos puesto que por la falta de oxígeno pueden fermentar.

Y si el queso tiene moho en la superficie, envuélvelo en un trapo de algodón, previamente humedecido.

3. Evita la aparición de moho

En caso de los quesos más maduros y curados es normal que tras varios días aparezcan algunas manchas blanquecinas o

verdosas, lo cual no significa que el queso se haya echado a perder, basta con raspar esas zonas con un cuchillo aunque se puede retrasar la aparición de moho engrasando con aceite de oliva virgen extra las diferentes caras del queso, de forma, que sellamos los “ojos” del queso y evitamos que el moho penetre en el interior del queso.

4. Tiempo de conservación

Siempre es mejor comprar un queso entero para que no pierda su sabor y cualidades.

El queso blando cuanta con más agua de forma que incrementa la posibilidad de que crezcan las bacterias y hongos de forma que se debe consumir lo antes posible.

Los quesos pequeños, poco curados, de pasta blanda, o procedente de leches de bajo contenido graso conviene no conservarlos en frio más de 15 ó 20 días. Los de pasta azul de formato grande se conservan en buenas condiciones durante un mes, mientras que los pequeños tienden a resecarse a la semana.

Quesos de cabra de pasta prensada de 1kg de peso aguantan muy bien durante 1 ó 2 meses dependiendo de su estado en el momento de la compra. Los quesos elaborados a finales de invierno (en el mercado a partir de abril) son los más aromáticos y grasos.

Quesos de oveja de pasta prensada de 1kg de peso pueden conservarse durante varios meses. Cuanto más dura la pasta y más grasa la leche mejor será su maduración y conservación.

Debes tener en cuanta que para apreciar todas las cualidades del queso, debes sacarlo de la nevera una hora u hora y media antes de consumirlo, y procurar cortar sólo la cantidad que vamos a tomar.

5. ¿Se puede congelar?

Una duda muy frecuente que surge es si se puede congelar el queso. Existen muchas opiniones al respecto. Pero lo cierto es que para los quesos blandos y cremosos es una buena opción aunque tienes que tener en cuenta que posiblemente pierda algo de aroma y sabor original.

En el caso de los quesos duros, no es tan recomendable puesto que debes tener en cuenta que cuando se descongele, terminará desmenuzarse con el corte. Por ello, lo ideal si tienes pensado congelar el queso es hacerlo en porciones e ir descongelando según lo vayas necesitando.

6.  Cómo consumir

La temperatura ideal para consumir el queso es a temperatura ambiente (20-24 grados). En caso de consumir queso de pasta dura , no olvides que más tiempo necesitará para atemperarlo. 

Entradas relacionadas

Share

Añadir un comentario

 (con http://)